Entrevista a Ylenia antes del último capítulo

Ylenia se sincera antes de la emisión del último capítulo y da algunas claves para la segunda temporada. Aquí tenéis la entrevista.

¿Qué te llevó a presentarte al casting de ‘Gandía shore’?

Tenía ganas de vivir una experiencia nueva y cambiar de aires. La monotonía me aburre mucho y quería que cambiar el rumbo de mi vida. También confesaré que no estaba pasando por una buena etapa y necesitaba un cambio radical. Me presenté al casting y al final mira, el destino decidió esto para mi.

¿Cómo te definirías?

Soy una chica muy impulsiva, tengo mucho pronto, mucho carácter y me pierden las formas, pero soy una buena persona y tengo buen fondo.

¿Cómo recuerdas tus primeros días en la casa de Gandía?

Todos muy buenos la verdad. Son los primeros días de adaptación, conoces gente nueva, lugares nuevos, poco a poco te acostumbras también a las cámaras, porque al principio incomodan un poco. Pero a los días de estar allí te haces al programa en sí y parece que ya llevas mucho tiempo viviendo en esa casa y con esa gente.

Eres una de las más conflictivas del programa ¿te consideras complicada para convivir?

Depende de la situación. Mi parte negativa de la convivencia ha sido por culpa de la relación que he tenido con Labrador. Me enamoré de este chaval y estábamos siempre discutiendo, reconciliándonos, metiéndonos a saco el uno con el otro… esta situación me afectaba seriamente a mis nervios y repercutía en mi relación con el resto. Pero aunque soy la mala, la más conflictiva y la que más broncas arma, en los momentos aburridos todos han venido siempre a buscarme para picarme y hacer más entretenida nuestra estancia en la casa.

¿Cuál es tu relación actual con Labrador?

Es normal, somos amigos. Piensa que tenemos que trabajar y pasar mucho tiempo juntos, entre todos intentamos no pelearnos, ya que chocamos mucho los unos con los otros.

¿Y con el resto de compañeros?

También me llevo bastante bien. Ahora fuera, sin la presión del programa las cosas son distintas, nos hemos conocido realmente y hay buen rollo.

¿Cuál es el mejor momento que viviste en el verano?

Han sido muchos. Me llevo dos grandes amigos que son Arantxa y Esteban, y mi comienzo con Labrador fue muy especial, cuando estábamos de buenas, lo hemos pasado muy bien los dos.

¿Y el peor?

Mi peor momento lo veréis esta noche, los últimos días lo pasé realmente mal y comprobé como mis actos negativos me trajeron consecuencias que no me esperaba.

Ya sólo queda por emitirse el capítulo final ¿Cómo fueron los últimos días con tus compañeros?

Estaba muy histérica, desquiciada perdida, al límite, y en general estábamos deseando marcharnos, eran muchos días, mucha fiesta, mucho ajetreo… En la tele se resume todo lo que pasa, pero nosotros estabamos allí las 24 horas del día, pasan muchas cosas.

¿Te esperabas el éxito del programa?

La verdad es que no, todos fuimos a vivir la experiencia y a ver que pasaba, no nos imaginábamos que tuviera tanta repercusión.

Hay mucha gente que critica de forma negativa ‘Gandía shore’ ¿crees que son justificadas?

La gente critica todo siempre, y es normal que si hay un programa con gente joven, fiesta, alcohol y sexo, lo critiquen mucho más. Quiero dejar claro que tampoco hemos hecho nada fuera de lo común y que no haga la mayoría de la gente joven los fines de semana.

A ti personalmente ¿te afectan este tipo de críticas?

Pues no, ya estoy curada de espanto, imagínate que me afectara todo lo que se dice de mí, estaría todo el día amargada y no podría vivir [risas].

¿Posarías desnuda para una revista?

No me lo he planteado, y como ni me lo han ofrecido ni lo he pensado, sinceramente no se lo que llegaría a hacer, lo tendría que pensar bien.

¿Estarás en la segunda temporada de ‘Gandía shore’?

Si, estaré de nuevo dando guerra y demostraré que se puede convivir conmigo perfectamente, tengo muchas ganas.

¿Llegarás más relajada o con algún propósito nuevo?

Si. Verte desde fuera hace que puedas cambiar aquello que no te gusta de ti, en muchas ocasiones me he visto y he dicho “¡madre mía del señor! ¿esa soy yo?”, por eso me gustaría cambiar algunas cosas y tengo la intención de mostrar una nueva Ylenia.

Fuente: formulatv.com

Resumen último capítulo

El final del verano llegó… en enero. Gandía Shore dijo adiós a su exitosa primera temporada en MTV y lo hizo con lo de siempre: muchas broncas,sexo, desnudos y un ataque de locura que terminó con la casa totalmente destrozada.

Debe ser que tengo el síndrome de Estocolmo pero una parte de mí va a echar de menos a los chicos de Gandía Shore. No me cae bien ninguno (bueno, Arantxa e Ylenia sí pero no aguantaría con ellas ni un minuto), el montaje final me ha aburrido hasta el agotamiento, ver un capítulo entero me produce jaquecas y me aterra saber que mi sobrino de 16 años pretende ir a Gandía el próximo verano. Sí, el de MTV es un programa que puede resultar tóxico pero engancha. Tiene algo de fresco y de morboso, que te invita a seguir viéndolo, aunque sólo sea para criticarlo.

LA ‘TRAICIÓN’ A YLENIA Y OTRAS COSAS ‘RARAS’

El último fue el capítulo del día después, el de después de la gran mega bronca en la que Yleinia cómo no, explotó. Por un lado , le roció la cara con insecticida a una que pasaba por allí (era amiga de un ‘rollete de Clavelito’) para después encararse con Abraham por haberle dicho a su nuevo chico, el camarero, que si ella estaba con él era porque le estaba utilizando para dar celos a Labrador.

Abraham, se volvió como loco y comenzó a romper las cosas, no porque la rubia fuese una histérica atolondrada (que lo es) sino porque, por vez primera, el pijo de Madrid se vio descubierto. Este tipo es malo de telenovela. retorcido, manipulador y con un futuro claro: o entra en ‘Sálvame’ o hace carrera en política.

El caso es que, en el episodio anterior, todos comenzaron a llorar y hacerse las damiselas en apuros mientras que la de Benidorm daba alaridos en la cocina. Finalmente, Ylenia optó por hacer las maletas y quedarse dormida en una tumbona junto a la piscina.

Y el capítulo final arrancó así, con la rubia echándose una cabezadita post-tormenta y con una visita inesperada: La de Marcelo, el propietario de la casa (o eso dicen que es, porque por lo que nosotros sabemos no es así). Éste convocó a toda la plantilla para ver qué había pasado la noche anterior. Ylenia se negó en un primer momento pero finalmente accedió. Cuando por fin estuvieron todos juntos aquello fue el baile de la hipocresía. Pero hay cosas que no nos han contado.

Vamos a ver, todo era muy raro. Mientras que Labrador le comunicaba a Marcelo que ya no podían más y que todos menos Arantxa habían votado para que Ylenia fuese expulsada, misteriosamente, Core se tapaba la cara con las manos. ¿De qué se avergonzaba? De pronto nos dimos cuenta de que durante la bronca del capítulo pasado, Core ‘desapareció’. ¿Qué ocurrió realmente?

Pues según han confirmado a Periodista Digital fuentes cercanas a ‘Gandía Shore’, resulta que Core había tenido mucho que ver con la pelea entre Ylenia y la ‘amiga’ de la ‘amiga’ de Clavelito. De hecho, nos dicen, Core se había comportado de manera más que agresiva con la invitada. Como no lo vimos, no sabemos por qué, lo dejamos en stand-by pero por lo que vimos a continuación, Core es ‘peligrosa’. Mucho.

Pero volvamos al ‘cónclave’ contra Ylenia. Labrador le dijo a su ex que con ella no se puede hablar, que siempre acaba a gritos con todos. La rubia dejó bien claro que a ella no la echaba nadie, que era ella la que se iba y acto seguido se marchó sin despedirse de nadie. Ni de Arantxa. Mal por Ylenia, la verdad.

Todos respiraron tranquilos. Ya habían terminado con su cabeza de turco. Ahora se llevaban “de puta madre”, en la típica exaltación de la amistad que surge después de ‘cargarse’ al enemigo común. Pero apuesto lo que sea a que si el programa hubiera durado una semana más, salen todos a palos.

LAS LÁGRIMAS DE LABRADOR

Ya quedaba poco para el final del verano y los chicos de ‘Gandía Shore’ le estaban viendo las orejas al lobo. En especial Labrador, quien después de ‘tirarse’ ( o intentarlo) a cuanta moza se cruzaba por su camino, ahora que volvía a casa, quería reconciliarse con su vecina María, aquella que no tiene cejas y que se presentó en la Casa y que tras enterarse de que su chico se había acostado con Ylenia, por poco se pega con la de Benidorm.

Labrador llamó por teléfono a María y ésta le dejó muy claro que, tras pensárselo mucho, no quería saber nada de él. La versión menos agraciada de Rafa Mora se vino abajo y rompió a llorar en la piscina, pero tras una conversación con Esteban, volvió a telefonear a su vecina y esta vez, ella le dio una segunda oportunidad.

LA CARTA DE YLENIA

Llegó la última noche e Ylenia reapareció. Fue una visita fantasma. La chica llamó al timbre y se fue antes de que abrieran la puerta. Eso sí, les había dejado un par de ‘regalos’: una falda que le había prestado Arantxa y una carta para todos

Y fue Arantxa quien se encargó de leer el mensaje de su amiga, quien comenzando hablando, precisamente, de la ‘choni’ de Madrid.

Arantxa, eres la única que me ha comprendido y ha estado conmigo incondicionalmente. Eres el corazón más grande que hay en esta casa, te llevas una hermana para toda la vida. Te amo.

A Esteban, Ylenia le escribió:

Esteban eres el claro ejemplo de un hombre de verdad. la mujer que te consiga tendrá un tesoro. Te quiero.

A su gran ‘enemiga’, Core, la rubia le quiso decir que:

Core, espero y sé que lo bueno sabes verlo. Mi historia con Labrador se me ha ido de las manos y los celos los he pagado con vosotras. Espero que me perdones. En Benidorm tienes tu casa. Te quiero

Respuesta de Core:

¿Qué coño dices con la carta? ¿Treinta días jodiendo a la peña y vienes con una puta cartita “os quiero a todos, paz y amor”? Tía no vuelvas

Sobre Gata,y sobre Abraham, Ylenia escribió:

Gata, eres una máquina, he flipado con tu rollo y con tu voz.

Abraham, desde un primer momento ha habido cosas que no me han gustado por tu parte, más que las palabras que te haya podido decir yo. Es una putada apreciar a alguien que te odia pero eso es lo que me pasa contigo.

Y finalmente, le tocó el turno a Labrador:

Labrador, somos muy chulos y no nos gusta que nos pise nadie. Eso nos ha puesto en contra en nuestra historia loca, siento que nos hayamos perdido tanto el respeto. En un principio he sentido mucho por tí y muy rápido, pero poco a poco lo hemos matado.

Y de Clavelito, nada. Visto lo visto, no creemos que Ylenia se hubiera olvidado sino que, directamente, esa parte se quedó en la sala de montaje.

Nadie se tomó en serio la carta de Ylenia por lo que quemaron el documento. Vamos a ver, ¿esta gente no es consciente de que sin la ‘choni’ de Benidorm aquello hubiese durado menos que un programa presentado por Pilar Rubio?

CORE, LA VIOLENTA

Los chicos se prepararon para la última noche, y después de que Abraham y Esteban se ligaran a unas chicas en una disco, a la salida, Core cubrió el vacío dejado por Ylenia. La morena, muy ‘perjudicada’ por poco se pega con unas que pasaban por allí, lo que provocó Esteban lo pagase con una pobre papelera.

¡Me cago en la puta, coño! Tanto criticar a Ylenia y luego haces lo mismo

Gritó el cachas.

LA FIESTA FINAL

Pero las cosas se calmaron y usa, en la última discoteca, los chicos lo dieron ‘todo’ y se colaron en una piscina artificial colocada en mitad en la pista y se medio despelotaron a la vez. A las osadas, Core y Arantxa, quienes ofrecieron una panorámica de sus pechos a toda la audiencia.

Y al regresar, ya de madrugada, el grupo desfasó completamente y lo que comenzó con la típica broma de “te tiro un macarrón y tú a mi un bote de orégano” terminó con la casa completamente destrozada.

Luego llegaron las chicas de Abraham y de Esteban y los cuatro terminaron en camas contínuas en otra sesión de sexo con público (juntos pero no revueltos, vamos).

Al día siguiente, Marcelo regresó para despedirse y al ver el desastre despertó a todos sus inquilinos pero no se enfadó (lo que demuestra que la casa no es suya), sólo les pidió que limpiaran un poco. Jajaja. Los chicos pasaron de él, se fueron a almorzar y cuando regresaron, uno a uno se fue despidiendo del resto.

Arantxa fue la última en irse, en abandonar “el mejor verano de su vida”. ¿Volverán? Sí, claro. Y todos. Ylenia incluida. Pero hay muchos interrogantes de cara a la próxima temporada.

Fuente: periodistadigital.com

 

Ylenia critica a sus compañeros en Twitter

Ylenia no ha dejado indiferente a nadie tras su paso por Gandía Shore. Y así lo hizo ver anoche en Twitter, mientras comentaba el último episodio del éxito de MTV.La explosiva y controvertida joven suplió en la red social su ausencia en la despedida del reality. Ylenia, sin ir más lejos, critió a la práctica totalidad de sus compañeros en la casa de Gandía Shore, haciendo especial hincapié en Labrador, con quien ha mantuvo una relación de amor-odio durante todo el verano. Solo se ha salvado de la particular quema de Ylenia, la morena Arancha, con quien parece haber establecido una estrecha relación. Y es que son tal para cual.

Fuente: ideal.es

Resumen capítulo 13

Por fin hemos visto el momento que tanto estábamos esperando. ‘Gandía Shora’ ha reservado lo mejor para el final y el penúltimo programa-emitido el 13 de enero de 2013- nos dejó una de las escenas más violentas vistas en un reality.

Tenía que haberse emitido hace semanas pero como ‘Gandía Shore’ le está reportando a MTV España los mejores datos de su historia, cadena y productora decidieron alargar el montaje y crear más capítulos (tediosos, por cierto) y sacar más tajada. Pero ya está. Ya lo hemos visto y aunque nos dejó boquiabiertos, también hay que decir que fue absolutamente previsible.

Y es que al final, en el ojo del huracán estaba, cómo no, Ylenia. El capítulo fue ofreciendo diversas broncas de la rubia de Benidorm. Discusiones que fueron in crescendo hasta llegar a un colofón de esos que salen hasta en las coplas.

PRIMER ASALTO DE YLENIA

Durante los primeros minutos, vimos cómo Ylenia se acostaba con el camarero que había conocido días atrás. Ella estaba a gusto con él, pero decidió no tener sexo ¿ Por qué? Pues porque, principalmente, le quiere para darle celos a su ‘amado’ Labrador. El caso es que la chica pasó la noche con su ‘ligue’ sin que pasase “nada”, pero al día siguiente, agotada, no quiso ir a trabajar. Ni ella ni Arantxa.

Mientras, Core y Gata, hartas de que los demás cojan dinero para tabaco, decidieron hacer lo propio y gastarse el fondo común para sus compras. Al enterarse, Ylenia, explotó: contra Gata:

Dadme dinero que quiero ir a la peluquería. Quiero dinero. Punto. Una polla como una olla. O me das dinero o cuando te vayas te vas a cagar.

No saques el dinero que me lo voy a cobrar con todas tus cosas.

Y el resto, como siempre, no abrió la boca.Finalmente, las chicas se fueron a sus sesión de pedicura y peluquería y ahí quedó el asunto.

GATA Y SU NOVIO: SEXO Y BRONCAS INEXPLICABLES

Estaba Gata con su pijama repelente de líbido cuando apareció por sorpresa su novio. Cristian. No pasó un minuto cuando ella se lo llevó a la habitación de invitados a ‘saciar’ sus necesidades

Lo quería todo para mí, todo para dentro.

Explicó gentilmente la chica tras la faena.

Llegada la noche, todos se fueron a cenar a costa del jefe. Esteban les anunció a Ylenia y a Arantxa que tenían que ir a currar a la mañana siguiente puesto que ese día se había quedado dormidas y ellas, muy chulas, se negaron. Hubo reproches del tipo “Ylenia, tía me das mucho asco”, la cosa no fue a más aunque fue suficiente para que el novio de Gata se quedase perplejo ante tal nivel de ‘confianza’.

Después de la cena, Ylenia le pidió disculpas a Gata por lo del dinero. Ésta aceptó pero luego, a cámara, dijo:

Como Ylenia ve que se queda sola viene toda falsa a pedir perdón.

Lo siento, Gata, la falsa eres tú. Si no me creen, sigan leyendo.

A todo esto. Clavelito, el homo sapiens con cejas de folklorica, se enrolló primero con una con la que ya había estado antes y de la que ni se acordaba y luego con la novia (o ex) de su jefe, para, después, volver con la primera.

Mientras, el novio de Gata estaba sentado con cara de tristón intentando tapándose los chupetones que le había dejado su chica cuando ésta se acercó a él y comenzaron a discutir. ¿Por qué? yo he visto el programa ya dos veces (qué ganas las mías) aún no sé por qué: El caso es que Cristian se puso a llorar y ella se limitó a gritarle.

En plena fiesta, Esteban se hartó y dijo:

Allí sólo había cardos y nabos y me cabreé.

Dicho y hecho. Esteban, Labrador y Abraham, regresaron a casa. Momentos después lo hicieron, Ylenia y su camarero, Arantxa, Clavelito y su ‘ligue’ hicieron acto de presencia y estalló el escándalo.

SEGUNDO ASALTO DE YLENIA

Visiblemente ‘perjudicada’, Arantxa llamó a su ex novio por teléfono llorando sólo porque al día siguiente tenía que ¡trabajar!. Mientras, en el salón descubrimos que el ‘ligue’ de Clavelito se había llevado a una amiga, la cual se quedó esperando en el sofá mientras que los otros dos lo daban todo en la cama.

Ylenia, de pronto, no sabemos muy bien porqué, comenzó a atacar a tal ‘amiga’, alegando que:

Ya estoy harta de las tías que vienen aquí calentando a la peña y luego no hacen nada, así que te largas de aquí en dos minutos. Venga. Largo.

La otra alucinaba y se limitó a decir:

¿Tú no sabes lo que es divertirse sin más?

A Ylenia no se le ocurrió otra cosa que coger el insecticida y rociar con él a la ‘intrusa’. Los demás, que hasta ese momento estaban disfrutando con la escena (que luego no se quejen)intentaron separar a las chicas.

Esta fue la primera vez que pudimos ver en plano a parte del equipo del programa, ya que dos hombres, suponemos que de producción, tuvieron que escoltar a la ‘chica’ de Clavelito y a su amiga hasta la puerta.

Mal por Ylenia. Vale que la semana anterior le dio un ‘discurso ‘ parecido a una desquiciada que tonteaba con Clavelito y que, en esa ocasión, no le faltaba razón pero esta vez, su ‘víctima’ no había hecho absolutamente nada. A la de Benidorm se le fue la cabeza y punto.

EL TERCER ASALTO DE YLENIA Y SU FINAL

Lo peor es que el ‘camarero-ligue’ de Ylenia lo había visto todo y salió de allí despavorido. Ella corrió tras él y el chico le explicó que lo suyo había terminado, que no le gustaban esos espectáculos y que, esa misma tarde, Abraham le había dicho que Ylenia le estaba utilizando para dar celos a Labrador.

Obviamente la de Benidorm se enfureció como nunca.

Cuando Ylenia le pidió explicaciones (no entendemos porqué el programa no emitió ese momento), abraham se puso como loco, tiró una bandeja y le gritó a su compañera:

Eres una mierda, como mujer y como todo.

La otra se creció:

No tienes cojones para enfrentarte a nadie más. ¡Maricón! ¡Maricón! ¡Marricón! ¡Maricón! Sabes que te cojo y te reviento. Matao.

Abraham huyó a su cuarto y Clavelito, Labrador, Arantxa y Esteban le fueron a consolar y todos se pusieron a llorar. Especialmente Esteban.

El grupo al completo, excepto Ylenia, claro está, hizo un aquelarre contra la de Benidorm, en plan “nos hacemos las víctimas y la culpa de todo es de ella”.

Todos abrazaron a Esteban y le dijeron los “buen tío” que es, mientras que Ylenia recogía sus cosas y se largaba de la casa.

Ahí se quedó el asunto pero en el avance del próximo capítulo-que será el último- vimos como el dueño de la casa reúne a todos los chicos y se toma una decisión drástica con Ylenia.

Fuente: periodistadigital.com

Pelea en Gandía Shore

Ylenia la volvió a liar en el penúltimo capítulo de Gandia Shore. La auténtica agitadora de la casa, después de una larga noche de fiesta, acabó utilizando el insecticida para ahuyentar a una amiga de un ligue de Clavelito. Los chicos de Gandía Shore habían salido de fiesta y tanto Ylenia como Clavelito habían regresado acompañados a casa, pero a la de Benidorm no le sentó demasiado bien el ligue de su compañero.

El ligue de Clavelito se llevó a una amiga a la casa, e Ylenia le reprochó su ‘visita’. Tras una larga discusión y algunas feas insinuaciones, la de Benidorm la emprendió a golpes con la chica, para después rociarle con el insecticida. El ligue de Clavelito y la amiga se marcharon de la casa; el ‘acompañante’ de Ylenia se quedó a pasar la noche.
Fuente: lasprovincias.es

Resumen capítulo 12

‘Gandía Shore’ ha reservado lo mejor para el final. En el capítulo 12, por fin hemos visto un poco más de ‘movimiento’ que en los anteriores gracias a uno de los momentos más tensos emitidos en el programa.

El capítulo comenzó con Core a punto de vomitar por lo que se buscaban sustitutos para cubrirla en el trabajo. Como bien se indicó, Clavelito no era una opción. ¿Por qué? Pues por la simple razón de que la noche anterior, el apodado como el “feo de Gandía Shore” (lo dice él) se había enrollado con la novia del encargado del chiringuito.

Y menos mal que Clavelito no se presentó a currar porque hasta allí se presentó la ‘novia’ de David, el encargado, quién no sólo preguntó por su ‘amante’, sino que, encima le contó al chico lo que pasó la noche anterior. Éste se puso triste y se largó de allí con cara de mala leche.

Cuando los chicos llegaron del trabajo y le contaron a Clavelito lo sucedido, éste se limitó a reírse y a decir: “es lo que hay”. Vamos a ver, que nos parece estupendo que este chico, por fin, en el capítulo 12, tenga ya trama propia pero tengo la impresión de que con la excusa de que es el menos agraciado del grupo, como que se le debe perdonar todo. Pues no. Se mueve y habla como un gorila, eso cuando se mueve y habla, que no es muy a menudo. Y encima, cuando lo hace, se dedica o bien a gastar bromas que aburrían a un alumno de primaria y a intentar demostrar que el físico no importa y que él es más chulo que el resto.

Y llegó el tan esperado cara a cara entre Clavelito y su jefe. Fue pasadas 24 horas, cuando aquel acudió al trabajo. Al principio ni se hablaron y ya al final, en la despedida, Clavelito le preguntó a su encargado:

Oye ¿te pasa algo conmigo?

El otro contestó que no, y Clavelito zanjó el tema diciendo (sin el jefe delante, claro está):

Pues si le he levantado a la novia, que se joda.

Pero este también fue el capítulo en el que Clavelito se enfadó. Sí, sí, se enfadó por, literalmente, “no echar un polvo”. Y no con la novia de el encargado sino con otra. Una vieja conocida, que hace algunos capítulos, acudió a una fiesta en la casa y tras tontear con el chico y empaparle la cama a Abraham, fue expulsada de la casa.

Pues el caso es que la tal Miriam se presentó en una fiesta de disfraces que organizaron los chicos y tras pedirle disculpas a Clavelito y a Abraham por lo sucedido la vez anterior, y le dijo al primero que se la llevase a la cama. Y, como era de esperar, la muchacha no se dejó ni rozar con las sábanas, por lo que el otro rompió su teléfono y la volvió a mandar a paseo.

La que responde al nombre de Miriam se fue a llorar a la cocina, donde Ylenia, muy oportunamente, le dijo:

Es que lo que no se puede hacer es marear a alguien para luego no hacer nada. Has quedado como una puta. No puedo con la peña que va de santa y es puta

Puede que no sean las formas, pero bien por Ylenia. Bien por decir lo que todos pensaban y bien por defender a su compañero. Pero la otra- que, por cierto, debería ir directa a la próxima edición de ‘GH’- se fue a la habitación de las chicas donde estaban sus amigas con Core y Gata y se puso a llorar por lo que le había dicho Ylenia. Claro, esto provocó que las otras pusieran a parir (injustamente a la rubia).

YELNIA Y SUS ‘EXTRAÑOS MOVIMIENTOS’

Un apunte: hace unas semanas vimos como, la ‘archienemiga’ de Ylenia, Core, se intentaba acostar con el ‘amor’ de aquella, Labrador, aunque finalmente no pasó nada. Pues bien. En el capítulo 12, la secuencia fue al revés. Y es que la rubia de Benidorm tiene nuevo ‘rollete, que no es otro que, Garchy, un camarero que…tachán… se había besado con Core días antes.

Cierto es que Ylenia, la pobre, ha matado dos pájaros de un tiro con esta nueva conquista: por un lado, se ‘vengaba’ de su oponente y, por otro, intentaba poner celoso a Labrador. No ha conseguido ninguna de las dos cosas.

Pero Garchy ha insistido lo suyo y, finalmente, ha terminado en la cama con la rubia de Benidorm. Eso sí, en pleno acto, ella le ha pedido sólo una cosa:

No gimas como un perrito.

YLENIA, LABRADOR Y UNA ‘ESPONTÁNEA’

Lo más destacado del capítulo 12 también lo protagonizó Ylenia, demostrando que, aunque ningún ser humano en su sano juicio compartiría con ella más de 3 horas seguidas, suya es la responsabilidad de levantar ese programa.

Lo que ocurrió fue lo siguiente: a la casa se presentaron la madre de Labrador y María, una joven sin cejas, ‘medio-novia’ del valenciano, a la que últimamente, él ha echado mucho de menos (principalmente desde que no se acuesta con Ylenia).

Quién les abrió la puerta fue la mismísima reina de Benidorm, quien hizo “el papelón de su vida” ante las invitadas, dándoles la bienvenida con una sonrisa.

Cuando Labrador vió a su ‘chica’ le dió tal abrazo que le arrancó a la pobre las extensiones, mientras que Ylenia, en la cocina, comía cereales con cara de conspiración.

Pero María no parecía muy tonta y enseguida se dió cuenta que entre su ‘amado’ y la rubia había pasado algo. Él no lo negó pero tras ponerle caritas de huérfano de Dickens, la otra terminó por perdonarle.

Yo soy un guaperas y todo lo que tú quieras pero los guaperas también se enamoran

Confesó Labrador, confirmando que, a partir de ahora iba a ser fiel…

Pero lo ‘heavy’ llegó cuando, al tiempo de irse, María le dijo a Ylenia

Oye, rubia. Que nos vamos, que otra vez, si eso, si tienes cojones le tocas.

La rubia le contestó:

Sí, que folla muy bien… A ver si esta va a venir a mi casa a tocarme los cojones.

Supongo que no hace falta decir que la actitud de la tal María no es sólo absurda, sino digna de una manifestación de feministas. Porque, vamos a ver, Ylenia grita mucho, sí, pero no ha hecho nada malo. Que se enfade con su novio y no con ella.

Ylenia se contuvo (por aquello de respetar a la madre de Labrador), tanto en ese momento como posteriormente, cuando se reencontró con ellos en una terraza. Para que luego digan que es un potro desbocado. Que sepan que sin ella no hay programa.

Pero parece que Ylenia no va a durar mucho. O no. Porque según hemos visto en el avance del próximo capítulo, la rubia llega a las manos con una nueva invitada, lo que provoca un cisma en la casa.

Fuente: periodistadigital.com